En este día el agradecimiento es a Dios por la oportunidad de la compra de la segunda casa. Fue un proceso algo más sencillo que la primera vez gracias a la ayuda de mi esposa Ana que en la mayoría de los trámites fue la que hizo la mayor parte. También Dago y Beatriz hicieron un excelente trabajo asesorándonos y ayudándonos con lo del refinanciamiento y la compra de de esta poropiedad. Esperamos seguir trabajando juntos en el futuro.

Share This